Navidad

Ciclo y fecha
Cicle: 
C
Temps: 
Navidad
Data : 
Martes, 25 Diciembre 2018
Nace quien viene a iluminar el mundo

En la oscuridad de la noche,
en medio de un gran silencio,
cuando la palabra divina parecía ya
un viejo recuerdo del pasado,
nace quien viene a iluminar el mundo
y a traer la buena nueva
de que Dios se acuerda de nosotros
y viene a salvarnos.

Señor Jesús, hoy las luces artificiales
y el tumulto de tantas palabras
parecen ahogar tu presencia
y tu mensaje entre nosotros.

Pero, si guardamos silencio
y apartamos los ojos de los escaparates,
nos percatamos de que sigues llamando,
pobre, pequeño, débil,
a nuestras puertas cerradas
por el miedo y la desconfianza
que dominan el mundo.

Quiero abrirte la puerta, Señor,
toma posesión de mi casa
para llevar a cabo tu misión de luz y paz
que pasa por la cruz.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret
Se necesita un corazón libre de compromisos para poder acoger a Dios

Señor, danos ojos limpios y manos desprendidas
para vivir sin envidias y para poder acariciar
con nuestras palabras y con nuestras manos.
Necesitamos nacer de nuevo, Señor.

Gracias, Señor, por hacerte niño
para que podamos acercarnos a Ti sin temor.
Gracias porque te has hecho humano
para que siendo hermano tuyo
me sienta y actúe como Hijo de Dios.

Jesús nace pobre y son los pobres
quienes acuden en ayuda de José y María.
Se necesita un corazón libre de compromisos
para poder acoger a Dios.

Señor, en estos días danos serenidad
para demostrar nuestro cariño a la familia.
Ilusión para visitar o felicitar
a personas que tenemos olvidadas.

Señor, gracias por haberte hecho
uno de los nuestros.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret
¡Estás conmigo!

Jesús,
me gusta contemplarte en brazos de María,
la muchacha sencilla y enamorada de Nazaret;
aquella que estaba tan poseída por el amor
que la pudiste llamar: «la llena de gracia».

¡Es tu madre!
¡la madre del Hijo de Dios hecho hombre!

¡Es una muchacha de nuestro pueblo!

¡Ha formado tu humanidad
y te ha hecho hermano nuestro,
en todo semejante a los hombres!

Necesito detenerme
para poder acoger este misterio;
y en él ir descubriendo
hasta dónde puede llegar el amor de Dios
y empezar a comprender la grandeza del hombre.

¡Has podido hacerte hombre
sin dejar de ser Dios
y, mediante tu humanidad,
nos has hecho entrar en el misterio
de la vida trinitaria;
por ti, somos hijos y herederos de Dios,
por siempre!

Nada ni nadie nos podrá separar de tu amor!

Ya aquí en la tierra,
podemos empezar a gozar de tu presencia,
hecha Palabra, Pan y Espíritu.

María, tú que has acogido y formado a Jesús,
ayúdame a penetrar el misterio de su presencia.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret
Ofrecer la persona de Jesús como luz del mundo

Navidad es tiempo de alegría, cantos, amistad,
de encuentro familiar alrededor de la mesa.

Queremos agradecerte, Padre, por tantos motivos de alegría
que hay en las familias y en toda la sociedad
y sobre todo te damos gracias
porque nos ofreces el motivo mayor 
y más profundo de alegría
en la venida de tu Hijo entre nosotros;
a través de él nos llenas de luz y nos hablas,
tenemos la oportunidad de conocer tu rostro
y también la dignidad de hijos que nos ofreces.

Te pedimos, Padre, que la celebración navideña
no quede en una alegría superficial,
sino que sepamos abrir nuestros corazones
a la presencia de tu Hijo Jesús, 
que empezó a hablarnos en su nacimiento
y ahora sigue hablándonos 
a través de cada uno de nuestros hermanos 
y de todos los retos que hay en el mundo de hoy.

Que todos los que creemos en Jesús 
seamos personas pacificadas y pacificadoras, 
creadoras de puentes de diálogo 
y no de muros ni barreras,
que veamos en cada persona a un hermano
y nunca a un enemigo o a un extraño.

Que aprendamos de María a ofrecer lo mejor:
la persona de Jesús como luz del mundo;
que entendamos que la gloria de Dios 
es que todos te acojan a ti como Padre
y deseen seguir a Jesús como salvador,
formando parte de esta familia 
en que Jesús es el primogénito y el modelo
de todos los demás hermanos y hermanas.

"La Misa de cada día", de la Editorial Claret