Vigilia Pascual

Cicle: 
C
Temps: 
Pasqua
Sábado, 20 Abril 2019
P. Jaume Sidera Plana, cmf

El acceso a Jesús Resucitado siempre es la fe

1.- «¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está, aquí; ha resucitado».

2.- Esta es la gran pregunta y también la gran respuesta. Las mujeres son las primeras en recibir el mensaje y en comunicarlo: ellas que de una forma absolutamente inimaginable en su tiempo habían seguido a Jesús como discípulas de un Maestro entrañable. La palabra del ángel les hace ver la coherencia entre la vida, la muerte y ahora la resurrección de Jesús. Y lo proclaman.

3.- Pero los otros discípulos, hombres al fin, no las creyeron. Pedro lo fue a comprobar: en el sepulcro sólo vio la sábana de amortajar bien plegada y se volvió a su casa, preguntándose con extrañeza qué podía haber pasado.

4.- Para él, la sábana aquella fue el “ángel”, el mensajero que le provocó la pregunta que no tardaría en encontrar respuesta. El acceso a Jesús Resucitado siempre es la fe aunque se exprese por caminos varios que llevan a la novedad de Dios al que los recorre con el corazón abierto y sincero.

5.- Pero la resurrección nos alcanza de lleno. Repasemos la carta de san Pablo: el día de nuestro bautismo, cuando nos zambullimos en el agua, compartimos la muerte y sepultura de Jesús y cuando salimos del agua, compartimos su resurrección.    

6.- Nosotros fuimos bautizados con un poco de agua que apenas mojó nuestra cabeza. Y así tenemos tan buenos pensamientos y una escala de valores excelente. Pero las ideas se quedan en la cabeza, no pasan a la práctica. Por esto cada año renovamos nuestro bautismo. A ver si cada año el agua bautismal nos llega a la boca y al corazón y a las manos y a los pies, de forma que se haga realidad aquello de: “Si habéis muerto en Cristo, os habéis revestido de Cristo”.

7.- Este es el gozo y la esperanza de cada vigilia pascual, de cada Pascua. Así toda nuestra vida cristiana se reduce al desarrollo de nuestro bautismo: sacramento de la presencia del Resucitado en nuestros ambientes, especialmente cuando pasamos por el mundo haciendo el bien como Jesús.

Tipus recurs pastoral: